CDMX
Logo SEDEMA

Óxidos de nitrógeno (NOX)

De todos los óxidos de nitrógeno que se encuentran en la atmósfera, solo el dióxido de nitrógeno (NO2) tiene un efecto negativo en la salud.
espacio
La exposición a altas concentraciones puede ocasionar daño en la membrana celular del tejido pulmonar y a bajas concentraciones puede ocasionar irritación en las vías respiratorias o agravar los síntomas de enfermedades respiratorias como bronquitis y pulmonía. espacio

Todos los vehículos que utilizan motor de combustión producen óxidos de nitrógeno y en la Ciudad de México son la principal fuente de emisión de este contaminante.
espacio

La Norma Oficial Mexicana (NOM-023-SSA1-1993) establece un límite para el dióxido de nitrógeno (NO2) de 210 ppb para el promedio de una hora, el cual no debe excederse más de una vez al año. espacio

Los óxidos de nitrógeno y las partículas suspendidas tienen una estrecha relación, ya que provienen de la misma fuente de combustión. Además, los óxidos de nitrógeno en la atmósfera al oxidarse reaccionan con otros gases para formar aerosoles. espacio

En la atmósfera los óxidos de nitrógeno reaccionan con otros compuestos para formar el ácido nítrico (HNO3).
espacio
El ácido nítrico se mezcla con el agua de lluvia disminuyendo su pH y precipita en forma de lluvia ácida. espacio

La emisión de este contaminante ocurre en todos los procesos de combustión a altas temperaturas y también en la generación de la energía eléctrica.
espacio